• Dra. Andrea Stechina

ECOGRAFIAS EN EL EMBARAZO: CUANTAS Y CUANDO?

Al menos hay que hacer tres ecografías durante el embarazo, una por trimestre, pero la importancia radica en cuándo realizarlas, para que podamos detectar cualquier anomalía que pueda existir.




1er Trimestre


Aunque puede hacerse un poco antes o un poco después, hoy por hoy el momento más habitual para hacer una ecografía de primer trimestre son las 12 semanas.

Esto es así por que en este momento el desarrollo anatómico y el tamaño del feto permiten comprobar que la mayoría de órganos se han formado adecuadamente. Una ecografía de alto nivel en este momento puede detectar hasta el 60-70% de los posibles problemas malformativos que aparecerán en la gestación.

En estas semanas evaluamos algunos marcadores ecográficos importantes para evaluar el riesgo de cromosomopatías (existencia de una alteración en los cromosomas del bebé). La más conocida es la medición de la TN o translucencia nucal, pero hay otros tan importantes como esa.

Uno de esos marcadores es el Ductus Venoso en el examen Doppler color (es una pequeña venita que se mide en el abdomen del bebé). Este marcador no sólo se mostró eficaz en el rastreo de anomalías cromosómicas, como la trisomía 21 (sme. de Down), sino que también en el rastreo de cardiopatías congénitas, redefiniendo el grupo de alto riesgo a ser sometido a ecocardiograma precoz. Por lo tanto la evaluación de estos marcadores podrían introducirse como método de screening precoz para otros defectos no cromosómicos como cardiopatías congénitas.

Por todo esto es una de las ecografías más importantes del embarazo y nos brinda mucha información en una etapa tremprano.

2do Trimestre


La semana 22 es el momento ideal para realizar la ecografía morfológica o morfogenética que permitirá valorar toda la anatomía del bebé. En esta ecografía, además de tomar las medidas del feto, se realiza un examen detallado de toda su morfología órgano por órgano, pudiendo diagnosticar anomalías en el desarrollo y así se pueden diagnosticar gran parte de malformaciones que puedan existir.

Durante este estudio se realiza un estudio detallado del corazón y los grandes vasos, de esta manera se logran detectar la gran mayoría de las cardiopatías congénitas graves. Esto es importante para continuar con los controles ecográficos seriados para detectar complicaciones durante el embarazo, evaluar y determinar el tratamiento postnatal mejorando notablemente el pronóstico al momento del nacimiento.

Hoy en día algunas malformaciones del tubo neural (como el meningocele) pueden ser corregidos intraútero (se cierra el defecto estando el bebé aún adentro de la panza de la mamá) durante el segundo trimestre, y es importante detectarlo antes para poder ofrecerle a la madre esta alternativa.

Se debe tener en cuenta que existen ciertas malformaciones que no son posibles identificar ecográficamente.

3er trimestre


Alrededor de la semana 32 aproximadamente se hace la tercer y última ecografía. Siempre y cuando el crecimiento fetal sea el adecuado.

Se cuantifica el líquido amniótico del feto, se repasa su morfología y se estima su peso mediante las medidas de la cabeza, el abdomen y el fémur.

Si bien el bebé ya es grande, toda ecografía es un buen momento para reevaluar toda la anatomía fetal, e incluso poder detectar anomalías que no fueron detectadas en estudios previos.

Los momentos de realizar estas ecografías y la cantidad de las mismas pueden variar según cada caso individual y según las recomendaciones que haga el médico obstetra.

Mínimamente se hacen tres en todo el embarazo, pero claramente pueden realizarse más en cada trimestre.

130 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo